• noviembre 22, 2021
  • Redacción
  • Música

Un año más, Alhambra Monkey Week ha superado todas las expectativas creadas, convirtiendo su última edición no solo en todo un éxito de público y crítica, sino también en un firme paso adelante hacia la normalidad.

Con el Cartuja Center CITE como imponente sede central, la cita en Sevilla con la música independiente se ha repuesto de los azotes de la pandemia y se ha enfrentado un año más a las inclemencias meteorológicas dejándonos una entrega para el recuerdo, marcada por la calidad y la variedad de las propuestas musicales en su cartel, la numerosa asistencia de público y profesionales —con más de 2.000 personas y más de 1.000 acreditados por jornada— y la sensación generalizada de que, por fin, la música en directo ha vuelto.

Un caudal de público -profesional o no- que ha podido disfrutar de noches tan celebradas como la que el sábado cerraba esta decimotercera edición del festival, con unos apoteósicos Black Lips como reclamo principal. Pero que nos dejaba, como es habitual también en una cita que ha hecho de ese “Descubre hoy la música del mañana” su leit motiv, no pocas pistas sobre el futuro de la escena nacional en los próximos meses.

Nadie Patín, Cosmic Wacho, Rosin de Palo, La Paloma, Paco Moreno, Oki Moki o Pirámide son solo algunos de las revelaciones de esta nueva entrega de Alhambra Monkey Week, que prometen recoger el testigo de la escena más independiente.


Pero a su vez, este Alhambra Monkey Week ha supuesto también la confirmación de otros valores que encontraban en el festival el mejor lugar donde amplificar ese runrún que les lleva siguiendo meses. Es el caso de Adiós Amores, Morreo, Tarta Relena, Ghouljaboy, Chill Mafia, Unidad y Armonía, Sarria, Niña Polaca, Rocío Saiz, Grande Amore, shego, trashi y Tiburona, entre otros. Todos han tenido la oportunidad de demostrar con creces su buen hacer sobre las tablas, exhibiendo un poder de convocatoria prometedor.

Tampoco, como en el caso de Black Lips, faltaron los valores seguros: Mujeres, Kokoshca, La URSS, Los Jaguares de la Bahía, Depresión Sonora, Ferran Palau, Ortiga o Rata Negra, por citar solo algunos nombres, convirtieron cada concierto en toda una experiencia.

La representación internacional también dejó muy buen sabor de boca en este nuevo Alhambra Monkey Week. Un ramillete de propuestas tan dispares entre sí, como las que nos ofrecieron La Chica, Emilia y Pablo, Radio Huachaca & José Guapachá, Paz Court, Valeria Jasso, Ha$lopablito y Tear Them Down, capaces de llevar al público desde la ensoñación folk al delirio punk sin que faltara la conexión con los sonidos urban más contemporáneos.

Mención especial y destacada para ese Homenaje a “Mediterráneo”, el mítico disco de Joan Manuel Serrat en su 50º aniversario, realizado en colaboración con Fundación SGAE y que transformó la noche del jueves en una marea de emociones.

Unos inspiradísimos Los Estanques fueron los encargados de llevar a buen puerto tamaña empresa, saliendo más que airosos del envite. Claro que para ello contaron con unos invitados de excepción: Anni B Sweet, Carlangas, Dani Llamas, Luis Regidor, Maria Rodés, Miguelito García (Derby Motoreta’s Burrito Kachimba), Raúl Rodríguez y rebe. Una de esas maravillas que, de cuando en cuando, solo se pueden disfrutar en un Monkey y que superaba con nota alta las expectativas creadas.

Redacción
Author: Redacción

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.