Isaac Rosa gana el premio Biblioteca Breve con “Lugar seguro”

Lugar seguro está protagonizada por tres personajes, tres generaciones de Segismundos García miembros de una misma familia (abuelo, padre e hijo), tres buscavidas acostumbrados a ganarse el pan con negocios turbios, estafas y todo tipo de tretas al margen de la ley. El narrador de la novela, Segismundo García, ha creado una empresa llamada Lugar Seguro dedicada a la construcción y venta de refugios a precios asequibles donde los ciudadanos puedan prepararse para el fin del mundo (llamados, claro, lugares seguros). Pero en realidad sobrevive en un equilibrio bastante precario, gracias a los adelantos aportados por sus confiados clientes, mientras espera que algún banco le conceda el préstamo que le permita poner en pie su ambicioso proyecto. Su padre, también llamado Segismundo García, el Primero, el fundador de la saga, fue condenado hace años por una estafa de la vieja escuela: montar una red de clínicas dentales low-cost llamadas Sonríe! que terminó en pufo, escándalo mediático incluido, y con el consiguiente descontento de miles de clientes a los que dejó literalmente con
media sonrisa. El último de esta estirpe de pillos es Segis, el hijo del narrador, que representa una suerte de granuja 2.0, un chaval que sabe aprovecharse de las oportunidades de las nuevas tecnologías para idear todo tipo de negocios que se mueven por el vacío legal.

Si en la novela picaresca tradicional el motor del protagonista era la promesa de ascenso de clase, el ideal anhelado de poder abandonar su condición de pícaro, el sueño de Segismundo García descansa en el concepto de «ascensor social»: vive con la esperanza de que, ya sea con trabajo o bien gracias a un golpe de suerte, él y su familia abandonen definitivamente la clase humilde de la que proceden y así puedan acceder a los privilegios asociados a la clase media-alta: buena educación, chalet en las afueras, un bienestar doméstico y omnipresente. Como le dice el protagonista en un momento dado a su padre, están en el buen camino para dejar de ser unos Garcías del montón:

«Mira la progresión: tú no pudiste estudiar, yo sí pero en un centro público, y Segis va al colegio de los niños triunfadores. La especie mejora. Siempre hacia arriba. El ascensor social, ¿te acuerdas? Cómo te gustaba a ti esa expresión. La oíste y la hiciste tuya.
¡El ascensor social!».

Lugar seguro en la obra de Isaac Rosa

La pandemia nos ha hecho más conscientes que nunca de que nuestro modo de vida es insostenible. La incertidumbre social que estamos viviendo ha evidenciado problemas que preferíamos ignorar hasta ahora (el cambio climático, la desigualdad social, la precariedad laboral, el consumismo irresponsable, los movimientos migratorios…) y que se nos presentan transformados en la terrible amenaza de un colapso social inminente. Y solo un escritor como Isaac Rosa podía salir airoso de la tarea de hacer literatura con un material como este. Acostumbrado a tratar asuntos tan reales como la desigualdad social, el entorno laboral, la memoria histórica o cómo los condicionamientos económicos empapan la realidad cotidiana de las familias españolas, Rosa es un escritor exigente con la forma de cada una de sus novelas y que sabe manejar la profusa documentación propia de un ensayo desde los hilos de la ficción.

ISAAC ROSA nació en Sevilla en 1974. Ha publicado las novelas La malamemoria (1999), posteriormente reelaborada en ¡Otra maldita novela sobre la guerra civil! (2007), El vano ayer (2004), que fue galardonada en 2005 con el Premio Rómulo Gallegos, el Premio Ojo Crítico y el Premio Andalucía de la Crítica; El país del miedo (2008), reconocida por los editores con el Premio Fundación J. M. Lara como mejor novela del año; La mano invisible (2011), La habitación oscura (2013), Premio Cálamo, y Feliz final (2018), todas ellas publicadas en Seix Barral. Columnista de prensa, es también autor de guiones de cómic, novelas juveniles y libros de relatos, entre los que destaca Tiza roja (Seix Barral, 2020). Su obra ha sido traducida a varios idiomas y llevada al cine en tres ocasiones.

Redacción
Author: Redacción

Tags

Comparte:

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en telegram
Compartir en whatsapp
Compartir en print
Últimas noticias
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit, sed do eiusmod tempor incididunt ut labore et dolore