Manu García. Arte para descifrar

Manu García. Arte para descifrar

Al observar la obra de Manu García, artista español afincado en Oviedo, es inevitable pensar en el origen del collage, término francés derivado de coller, es decir, pegar. Pero en su caso, no hay recortes de revistas, grabados, fotos, o cualquier objeto pegado, sino una serie de representaciones pictóricas, empastes de color abstractos, trazos expresionistas, agrupados todos ellos, de forma intencional, y tal vez, en parte, accidental.

En Manu, convergen referentes a otras obras de arte clásicas, algún elemento de la naturaleza como una flor extraña cercana a su residencia artística, o una palmera, bocetada varias veces, en su mínima expresión; también puede aparecer una motocicleta, un equipo electrónico musical, el rostro de un saxofonista, e incluso, el protagonismo de un pato azul encontrado en un rastro, o tal vez, el enfrentamiento entre un gorila King Kong y un dinosaurio Godzilla. Estos elementos están presentes en grandes cabezas delineadas de perfil, o en un cuerpo voluminoso que pareciera abarcarlas con sus manos.

Entonces, está presente lo figurativo, referentes a la realidad fácilmente reconocibles, pero a su manera, lo expresionista, de pinceladas gruesas e imprecisas, pero expresivas y necesarias; lo indefinido, y algunas figuras delineadas, que se encuentran dentro de una de mayor tamaño, como recuerdos que nos habitan. Es decir, son obras con una carga emocional fuerte, vivencias que marcan o que no se olvidan; con unos significados manifiestos y otros menos claros o evidentes, que podrían contener tristezas, alegrías, fracasos o triunfos, e incluso la búsqueda de lo trascendente.

Rostros de perfil, cuerpos voluminosos, llenos de vivencias, experiencias e historias, no en un orden lógico, más bien caótico, pero buscando crear una armonía interior con todo ese exceso de estímulos, que acontecen desde el exterior, y se moviliza en nuestro interior.

Su escultura no se limita a la figura descriptiva, tiene trazos en la piel que buscan contar una historia, expresar algo con la boca, mostrar algo en la piel que indique lo que sucede al interior de un rostro estático, con miradas manifiestas. Tienen su propia narrativa, con referentes a su obra pictórica.

A todo esto, se enfrenta el observador, el mundo exterior y sus vivencias, pero habitando nuestro mundo interior, definiendo en parte lo que somos, o intentando sintetizar lo absolutamente complejo: el ser humano.

La exposición reúne una serie de obras que el artista ha producido durante su estancia en la residencia LA BIBI. La inauguración será el 24 de febrero, de 18:00 a 21:00h, en LA BIBI, Carrer del Molí del Comte, 47ª, 07010 Palma. Horario habitual de la galería de martes a sábado 11:00 – 15:00h.

Alejandra Cerquera

SONSERVERACLOWN 2024: Somriures i Circ a Son Servera
Previous slide
Next slide
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit, sed do eiusmod tempor incididunt ut labore et dolore